miércoles, 29 de marzo de 2017

Algunos observaciones sobre la V Cumbre de Jefe de Estado y Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños - CELAC -.

Algunos observaciones sobre la V Cumbre de Jefe de Estado y Gobierno  de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños  - CELAC -.
C:\Users\ramon\Desktop\celac-cumbre-f-gobierno-dom.JPG

Algunas observaciones sobre el Tratado de Tlatelolco,  sobre el bloqueo a Cuba,  la base naval estadounidense en Guantánamo, el interés de la CELAC en Puerto Rico, y el respaldo a la soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur
El pasado 25 de enero del año en curso finalizó en Punta Cana, República Dominicana - tierra hermana en que yacen los restos del pedagogo y patricio boricua Eugenio María Hostos Bonilla - quien le formó y estructuró su sistema educativo, y quien le escribiera sus libros de textos en el siglo XIX - ; cuna del que engendró al Dr. Ramón Emeterio Betances Alacán, “Padre de la Patria Puertorriqueña”; y patria de Máximo Gómez Báez, General en Jefe del Ejército Libertados de Cuba, conocido como el Libertador de Cuba -   la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
La Cumbre se realizó sin problemas no obstante los serios cambios políticos reaccionarios e involutivos acontecidos en las dos grandes potencias económicas de Sur América: Brasil y Argentina; al triunfo del millonario (con complejo de Napoleón) Donald Trump; y de los intentos fallidos de golpe de estado en la República Bolivariana de Venezuela.
De la Declaración de la V Cumbre de la CELAC me llamó la atención los siguientes resolutivos: 3, 10, 11, 52 y 54.
Bajo el tema Paz y Seguridad Internacional el 3er. Resolutivo expresa: “Resaltamos el carácter de zona libre de armas nucleares de nuestra región, establecido en el pionero Tratado de Tlatelolco cuyo 50 aniversario se celebra el próximo 14 de febrero en México en el marco de la XXV Sesión de la Conferencia general del Organismo para la Proscripción de Armas Nucleares de América Latina y el Caribe (OPANAL)
Bajo el tema Medidas Coercitivas el enumerado 10, que expresa- “Acogemos con beneplácito los avances en las relaciones entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos de América y, en ese contexto, la visita del Presidente de los Estados Unidos de América  a Cuba en marzo de 2016.
Reafirmamos el llamado al gobierno de Estados Unidos a que, sin condicionamiento, ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que impone a dicha nación  hermana desde hace más de cinco décadas y que se encuentra vigente. Exhortamos al Presidente de los Estados Unidos, a que utilice sus amplias facultades para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo”.
Bajo el tema Base Naval de los Estados Unidos de América en Guantánamo, enumerado 11, que expresa: “Consideramos que la devolución a la República de Cuba del territorio que ocupa la Base naval de los Estados Unidos en Guantánamo, según ha sido reclamada reiteradamente por el pueblo y el gobierno cubano, debe ser un elemento relevante del proceso de normalización de relaciones entre ambos países, mediante un diálogo bilateral apegado al Derecho Internacional”.
Y bajo el tema Descolonización los enumerados 52 y 54 que expresan lo siguiente: 52- “Reiteramos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las decisiones sobre Puerto Rico, adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, reafirmamos que es asunto de interés de la CELAC. Y en ese sentido, saludamos la amnistía recién otorgada por los Estados Unidos de América a favor del dirigente independentista Oscar López Rivera.”   54- “Reiteramos el más firme respaldo regional a los legítimos derechos de la República de Argentina en la disputa de soberanía por las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, así como el permanente interés en que dicha disputa se resuelva por la vía pacífica y de la negociación, conforme lo dispuesto por la Resolución 2065 (XX) y posteriores relativas a la cuestión Malvinas de la Asamblea General de las Naciones Unidas y del Comité Especial de Descolonización”.
Sobre el Tratado de Tlatelolco hay que señalar que el mismo fue resultado directo del problema de la instalación de 42 cohetes nucleares de medio alcance  por la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.RR.SS.SS.) en la isla de Cuba que dio lugar a la confrontación política entre la ex U.RR.SS.SS. y Estados Unidos de América (EE.UU.A.) en el año 1962 conocida como La Crisis de los Misiles en Cuba que para no pocos tuvo al mundo al borde de una guerra nuclear. También hay que señalar que lustros antes los patriotas boricuas (entiéndase puertorriqueños) habían informado a la humanidad que en Borinken (entiéndase Puerto Rico)  habían arsenales de armas atómicas y nucleares de EE.UU.A. en su base aérea Ramey Field, en el municipio de Aguadilla (en el Oeste de Borinken) y en su base naval Roosevelt Road en el municipio de Naguabo, (en el este de Borinken) vinculada esta con los polígonos gringos en la isla municipio de Viekes donde practicaban con armamento vivo sus fuerzas militares (ejército, naval y aérea), las de la OTAN y las de la OEA sus futuras intervenciones imperiales en todo el planeta.
En ese ayer los Estados latinoamericanos y caribeños no reaccionaron. Puede entenderse porque no existía el Tratado de Tlatelolco que lo prohibiese. Lo que es una  justificación, porque esa situación prevaleció hasta finales del siglo XX y principio del actual cuando el imperio gringo se vio obligado a cerrar y desalojar esas bases por la campaña política anti bases militares en Borinken, que implicó muertes de ambos bandos (Ángel Cristóbal Rodríguez y los banqueros gringos de la France Tavern); persecución y encarcelamiento (sobre 650 encarcelados) del bando de los patriotas independentistas boricuas.
Aunque, el Tratado de Tlatelolco excluyó (y excluye) a EE.UU.A. en su demarcación territorial y marítima, EE.UU.A. tiene uno de sus tentáculos imperiales en el Caribe mientras subsista su ilegal ocupación militar sobre el territorio nacional de Puerto Rico  y sus aguas adyacentes. Y subsistirá mientras sus flotas de guerra naveguen por el Golfo de México, Mar Caribe, Bahía de Samaná en República Dominicana, Canal de Panamá en Panamá, Estrecho de Magallanes, Océano Atlántico y Océanos Pacífico. Y mientras tengan acceso a bases navales propias (y no propias) en Nuestra América. Como son los casos en las islas de Santa Cruz, San Tomás y Curazao; y la de Guantánamo en Cuba. ¿Por qué? Porque muchos de sus buques de guerra funcionan a base de energía nuclear y porque portan todo tipo de armas atómicas y nucleares.
¿Zona libre de armas nucleares? Será el día en que EE.UU.A. suscriba el Tratado de Tlatelolco y se someta a la inspección reglamentaria y mandatoria.
No obstante, debemos de felicitarnos por los cincuenta años de existencia del Tratado de Tlatelolco, pionero en esa área. Pero, el olor a azufre persiste.
Sobre el resolutivo 10 coincido totalmente con su primer párrafo, pero tengo mi diferencia en la apreciación del calificado bloqueo, porque es uno parcial,  ya que Cuba tiene relaciones comerciales plenas con casi todos los Estados nacionales existentes desde que advino a su independencia el 20 de mayo de 1902, con la excepción de EE.UU.A., con el que las tiene parciales a partir del 1961. Parciales, pero en aumento, incluso desde antes del restablecimiento reciente de las relaciones políticas y diplomáticas con EE.UU.A.
En mi escrito anterior, titulado: Un análisis dialéctico del triunfo de Donald Trump (México, Cuba, Venezuela y Puerto Rico) señalé lo siguiente: Además, Cuba – que carece de una industria liviana y pesada de bienes – es el mercado que los capitalistas gringos no han podido penetrar abiertamente en América. Esencialmente es un mercado virgen (aunque en el 2014 las exportaciones gringas a Cuba ascendieron a $291,258,881 dólares. Y en 2015 le vendieron alimentos por la cantidad de $124,695,833 dólares), geográficamente muy cercano a ellos (150 kilómetros entre Florida y Cuba) y  necesitado de muchísimos productos e insumos. Sin que pasemos por alto sus grandes yacimientos de petróleo en el Hoyo de la Dona Oriental del Golfo de México. Calculada la reserva de Cuba extraíbles en 115 millones de barriles de petróleo localizados en 112,000 kilómetros cuadrados. - Que de lograr explotarlas pondrían a Cuba al nivel de Colombia y Ecuador como país petrolero -. Reservas las cuales la empresa monopólica cubana del petróleo, CUPET, ya informó que está abierta a la participación de las empresas petroleras estadounidenses en la exploración y explotación del Hoyo de la Dona Oriental del Golfo de México. Sí, sí, leyó bien.
A lo antes señalado hay añadir  lo siguiente: “En 2016, 284 mil estadounidenses y 230 mil cubanos americanos viajaron a Cuba en vuelos directos (un aumento de un 33%) En 10 aeropuertos cubanos recibieron casi 2,000 vuelos directos de 8 líneas estadounidenses. Los que llegaron en avión o en 4 líneas de cruceros pudieron usar tarjetas de créditos. 233 mil cubanos viajaron a Estados Unidos y volvieron a Cuba  En marzo pasado fueron a Cuba 39 Congresistas de ambos partidos, 6 gobernadores miembros de la Asociación de Alcaldes, 47 delegaciones oficiales, 13 de ellas de alto nivel y 229 empresariales compuestas por 2,428 personas con los que se han firmado 23 acuerdos comerciales. Además, se han celebrado reuniones con 25 asociaciones empresariales, incluyendo la Cámara de Comercio, cuyo presidente visitó a Cuba en noviembre.  También se han multiplicado los viajes de intercambio con universidades, instituciones científicas y organizaciones religiosas”.  No tenga duda, volvió a leer bien.    Nota: tomado del artículo Bloqueo sigue afectando al deporte cubano, escrito por el patriota puertorriqueño Eliot Castro  en su columna semanal Las canto como las veo, en el semanario Claridad,  22/febrero/2017 (antes conocido como el periódico de la clase obrera.)
Y si lo anterior es así, entonces habría que calificarlo como un bloqueo comercial parcial. Bloqueo parcial de EE.UU.A., que lo aplica extraterritorialmente en la medida que los Estados diz que soberanos se lo permitan. Bloqueo total es el que sufre Puerto Rico desde el 25 de julio de 1898, fecha de la invasión y ocupación militar de su territorio nacional por parte del imperio gringo. Imperio que desde entonces le impide realizar a los gobiernos coloniales tratados comerciales y de cualquier índole con cualquier Estado/nación.
Con referencia al resolutivo 11- Base naval de EE.UU.A. en Guantánamo, coincido con su texto en cuanto a que la devolución de ese territorio a Cuba debe ser un elemento relevante del proceso de normalización de relaciones entre ambos países, mediante un diálogo bilateral apegado al Derecho Internacional. Estoy consciente de que el pueblo y Gobierno de Cuba, desde recién constituida la República de Cuba, han deseado – y lo han expresado pública e internacionalmente - su integridad territorial no obstante a que la base gringa en Guantánamo surgió y existe como parte de la imposición gringa de su Enmienda Platt en la primera Constitución Cubana (1902) estando Cuba ocupada militarmente por EE.UU.A. Lo que desconozco es si en algún momento previo al 1934 el gobierno de Cuba reclamara oficialmente la devolución de ese territorio (117.6 kilómetros cuadrados) por los mecanismo de derecho internacional existente de la época mediante una demanda de nulidad del tratado que dio lugar a esa situación. Para lo cual tenían fundamento ya que el mismo se realizó en contravención de las normas imperativas que regían y rigen los tratados internacionales, como es el principio de “Ex consensu advenit vinculum”, es decir, que los Estados solo pueden quedar obligados por su voluntad.     
Y ese principio o norma imperativa del derecho internacional de la libertad en la voluntad de negociación no se dio porque, como expresamos antes, Cuba estaba ocupada militarmente por el Estado de EE.UU.A. que fue la otra parte del tratado mencionado. Como ese consentimiento fue uno obligado (la historia de Cuba cubre la oposición a la firma de ese tratado por un sector de los constituyentes) Cuba, de haberlo determinarlo pudo (y puede) incumplir con el principio de “Pacta sunt servanda”, es decir, la obligación en su cumplimiento (del tratado) por las partes. Nota: ese mismo procedimiento lo uso el imperio gringo en el Tratado de Paz de París del 10 de diciembre de 1898 (que incluyó a España, Puerto Rico, Las Filipinas, Guam y a la propia Cuba); y previamente en el Tratado de Guadalupe Hidalgo del 2 de febrero de 1848, mediante el cual le depredaron ilegalmente a México más de la mitad de su territorio nacional. Nota: Es necesario mencionar que el patriota y revolucionario boricua Pedro Albizu Campos – doctor en derecho entre otras profesiones – y el Partido Nacionalista de Puerto Rico plantearon y plantean internacionalmente la nulidad del Tratado de Paz de París del 10 de diciembre de 1898 desde la década de los años treinta del siglo pasado hasta el presente. E igualmente lo hace el Gobierno Provisional del Estado Nacional Soberano de Borinken, quien simultáneamente reivindica la soberanía originaria de Borinken de sus ancestros tainos.
¿Y cuál es la relevancia del año 1934? Es relevante porque en ese año la situación legal de derecho internacional con referencia a la base de Guantánamo cambió porque en ese año los gobiernos de Cuba y de EE.U.A suscribieron un nuevo tratado sobre la base de Guantánamo no estando Cuba ocupada militarmente por las fuerzas armadas gringas.
El Tratado del 29 de mayo de 1934 abrogó el Tratado del 22 de mayo de 1903 (que era consecuencia directa de la Enmienda Platt incluida en la primera constitución cubana) que expresaba en su Artículo III El Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercitar el derecho de intervenir para la conservación de la independencia cubana, el mantenimiento de su Gobierno adecuado para la protección de vidas, propiedad y libertad individual y para cumplir las obligaciones que, con respecto a Cuba , han sido impuesta  a los Estados Unidos por el Tratado  de París y que deben ser ahora asumidas y cumplidas por el Gobierno de Cuba. Es decir, el artículo que le permitía a EE.UU.A. la intervención política y militar en Cuba con el consentimiento de la propia Cuba.
A cambio, el Gobierno de la República de Cuba – bajo la presidencia de Carlos Mendieta y Montefur – aceptó en ese Tratado la continuación de la existencia de la base de Guantánamo. En su Artículo III expresa: En tanto las partes contratantes no se pongan de acuerdo para la modificación o abrogación de las estipulaciones del Convenio firmado por el Presidente  de la República de Cuba, el 16 de febrero de 1903 y por el Presidente de Estados Unidos de América en 23 del mismo mes y año, en cuanto al arrendamiento de los Estados Unidos de América de terrenos de Cuba para estaciones carboneras o navales, seguirán en vigor las estipulaciones de ese Convenio en cuanto a la estación Naval de Guantánamo.  (Subrayado mío) Respecto a esa estación naval seguirán también en vigor en las misma formas y condiciones el arreglo suplementario referente a estaciones navales y carboneras terminado entre los dos Gobiernos el 2 de julio  de 1903. Mientras no se abandone por parte de Estados Unidos de América la dicha estación naval o mientras los dos gobiernos no acuerden una modificación de sus límites actuales, seguirán teniendo la extensión territorial que ahora ocupa, con los límites que tiene en la fecha de la firma del presente Tratado.
El Convenio del 16 de febrero de 1903 entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América para arrendar a los Estados Unidos (bajo las condiciones que habrán de convenirse por los dos Gobiernos) tierras en Cuba para estaciones carboneras y navales, expresa en su Artículo I- La República de Cuba arrienda por el presente a los estados Unidos por el tiempo que los necesitaren y para el objeto de establecer en ellas estaciones carboneras o navales, las extensiones de tierra y agua situadas en la Isla de cuba que a continuación se describen:. Enumerándolas 1 y 2. En el número 1 describe geográficamente con sus respectivos linderos lo que vendría a ser la Base Naval de Guantánamo; y en el número 2  a Bahía Honda en donde nunca establecieron una base naval.
Y en su Artículo II  expresa: Las concesiones del artículo anterior incluirá el derecho a usar las aguas adyacentes a dichas extensiones de tierra y agua, y a mejorar y profundizar las entradas  a las mismas y sus fondeaderos, y en general a hacer cuanto fuere necesario para poner dichos lugares en condiciones de usarse exclusivamente como estaciones carboneras o navales y para ningún otro objeto. (Subrayado mío)
A mi entender Cuba perdió el derecho de demandar la nulidad del Tratado del 22 de mayo de 1903 por vicio en su consentimiento porque el mismo fue abrogado por el Tratado del 29 de mayo de 1934 con la excepción pertinente a la Base Naval de Guantánamo que siguió y sigue vigente. Pero tiene el derecho a pedir su terminación y/o extinción porque EE.UU.A. está usando la Base Naval de Guantánamo como prisión extraterritorial violando con ello el objeto, causa o finalidad negociada establecido en la parte que quedó vigente  del Tratado original establecido el su Artículo II que expresa: … para poner dichos lugares en condiciones de usarse exclusivamente como estaciones carboneras o navales y para ningún otro objeto.
El actual Gobierno de Cuba puede recurrir a los mecanismos legales internacionales para resolver controversias entre los Estados, como son: los buenos oficios, la negociación, la mediación, la investigación, el arbitraje, y,  el arreglo judicial internacional. De estos, los últimos dos mecanismos resuelven con carácter obligatorio los litigios entre los Estados. No obstante le recomiendo que comiencen buscando que un tercer Estado ejerza los buenos oficios (habrán Estados de más que se ofrezcan) en busca de resolver la situación actual de tener Cuba en su territorio nacional la Base Naval de Guantánamo gringa.
Cuentan con un diplomático experto en esa materia. Es el embajador Humberto Rivero Rosario, quien como vicepresidente del Comité de Descolonización de la ONU,  en las últimas vistas sobre el caso colonial de Puerto Rico, respaldó una solicitud de que el Comité de descolonización de la ONU ejerciera sus buenos oficios entre EE.UU.A. y las organizaciones patrióticas puertorriqueñas en busca de resolver el coloniaje en Puerto Rico. Al día de hoy han transcurrido 10 meses desde que apoyó esa solicitud en representación de Cuba sin resultado alguno que se sepa, seguramente, como lo señalamos y pronosticamos, porque ignoró en su posición al existente Estado Nacional Soberano de Borinken. Que era y es quien gozaba y  goza de los atributos de ser un Estado. Condición indispensable para que se puedan ejercer los buenos oficios por un tercer  Estado para resolver las controversias entre dos o más Estados. Como la República de Cuba es un Estado al igual que EE.UU.A si logran que un tercer Estado ejerza los buenos oficios se podría llegar a una solución con el asunto de la base Naval de Guantánamo para dar por terminada esa centenaria situación. Y de no resultarle pueden recurrir al arbitraje y al arreglo judicial internacional ajustándose a la Convención de Viena del 23 de mayo de 1969, que desde esa fecha tiene como una de sus funciones interpretar los tratados internacionales.
Sobre los enumerados 52 y 54 bajo el tema de Descolonización que cubre el caso de Puerto Rico y de Argentina con referencia a sus Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, me veo forzado a expresar que es un refrito de resoluciones anteriores en ambos casos en ese foro y en otros foros internacionales. El inmovilismo y conformismo de la CELAC en ambos casos es manifiesto
Ese inmovilismo y conformismo en la CELAC con referencia a Puerto Rico lo ha intentado romper infructuosamente el Gobierno Provisional del Estado Nacional Soberano de Borinken al pedir que se le acepte como un Estado más en la CELAC. Hay oídos sordos, incomprensión, intereses creados y fuego amigo en contra de que se acepte al Estado Nacional Soberano de Borinken. Pueden argumentar que las decisiones y resoluciones se toman en la CELAC por consenso y que por tal razón no se acepta al Estado Nacional Soberano de Borinken. Pero ese no es el caso de los Estados/ nacionales que componen la CELAC porque ellos, individualmente, de quererlo y ejerciendo su soberanía, pueden comenzar reconociendo al Estado nacional Soberano de Borinken que se constituyó ejerciendo los derechos inalienables  a la soberanía y autodeterminación – al igual que ellos- que le asiste a todos los pueblos de nuestra Tierra..
Los que somos parte y los que apoyan al Estado Nacional Soberano de Borinken estamos consciente de que no es tarea fácil abrir brechas para la consolidación del Estado Nacional Soberano de Borinken cuando esto implica enfrentar al imperio de EE.UU.A., y por ello tenemos presente uno de los versos de un poema del ínclito patriota José de Diego – Ciudadano de América – que expresa: “De tanto navegar los mares tengo la frente acostumbrada a las tempestades.”; y otro verso de un poema del insigne Antonio Corretjer- Poeta Nacional de Borinken – que expresa: “Alabanza, alabanza, alabanza a todas las manos que hoy trabajan porque de ellas saldrá la nueva Patria liberada.”
En Tulancingo, Hidalgo, México, a 20 de marzo de 2017.
Por Carlos Rivera.
Post data: Aseguro que los supuestos buenos oficios que pidieron al Comité de Descolonización de la ONU que ejerciera a favor de acabar el coloniaje en P.R. no va a tener ningún resultado. Eso se comprobará en dos meses cuando vuelva las nuevas audiencias ante el organismo señalado.
  
            



     





.

lunes, 6 de marzo de 2017

La Lucha de independencia en perspectiva Antillana

La Lucha de independencia en perspectiva Antillana
                                                                                                            Por Lic. Juan Mari Brás (q.d.e.p.)
Cápsula de un discurso de Pedro Albizu CamposF:\descarga (1).jpg
“Vamos a entrar en esa cuestión. Cuando se dice que Puerto Rico fue una colonia por 400 años, después de la invasión norteamericana, no se dice la verdad; se dice una falsedad. Puerto Rico fue una colonia hasta el año 1897, en que se impuso el reconocimiento de nuestra personalidad internacional en virtud a la carta Autonómica. La Carta Autonómica  fue impuesta no por hombres de la vía media, sino que fue impuesta por la revolución de Cuba en virtud de un pacto entre  los antillanos, pacto concebido por el inmenso Betances y redactado por el apóstol Martí en Montecristo, por el cual se establecía que los puertorriqueños  y los cubanos, en una santa alianza, lucharían hombro a hombro en vías de la independencia de ambas  nacionalidades; y ese pacto fue secundado por los dominicanos, y fue secundado indirectamente por los haitianos, y por todos los amigos de la causa de la independencia.”
La táctica fue empezar por Cuba, destruir el ejército español en Cuba, y después venir a Puerto Rico. En Cuba murieron 2,500 puertorriqueños defendiendo la independencia de Cuba y de Puerto Rico. Cuando cayó Maceo, que era teniente general del ejército cubano, fue Ríus Rivera (el hijo más ilustre que ha tenido Mayagüez), Ríus Rivera  fue el hombre escogido para empuñar la espada de Maceo. Y para que Mayagüez conozca la integridad y carácter de Ríus Rivera, voy a hacer una pequeña digresión” F:\descarga.jpg
“Cuando se iba a redactar la constitución de Cuba, se quiso hacer una excepción a favor de Máximo Gómez, general teniente en jefe del ejército cubano, y de Ríus Rivera, puertorriqueño, y teniente general, para que ellos dos pudiesen ser presidentes de la República de Cuba. Y los dos dijeron que no se podía permitir nunca que la representación suprema de un pueblo  pudiese ser obtenida por un hombre no nacido en esa tierra, aunque ese hombre hubiese sido el libertador de ese pueblo. Y se hizo entonces, señores, un empréstito  para pagar a las tropas libertadoras, y a Ríus Rivera  se le llamó al Ministerio de Hacienda  del Gobierno de Cuba y se puso en su poder  un cheque por $64,000.00, y él preguntó de qué se trataba y le dijeron que ésa era su compensación por su contribución a la independencia de Cuba, y él lo calificó, indignado, como una ofensa, como lo era, y dijo: “Yo vine  a ofrecer mi vida y mi hacienda por la independencia, y a mí no se me debe nada.” Y rehusó . Ese cheque y ese dinero están en la hacienda pública de Cuba a disposición de la Sucesión Ríus. Ese ejemplo no lo traigo aquí para los viejos, sino para la juventud  que se levanta, que recuerden que el honor no está en el mercado  a ningún precio, y que el sacrificio de los hombres por la causa de la libertad, no se puede tasar nunca en dinero, en recompensas ni halagos de ninguna naturaleza.”
Nota: Juan Ríus Rivera nació en Mayagüez, Borinken o Puerto Rico, el 26 de agosto de 1848 y falleció en Honduras el 20 de septiembre de 1924. Combatió en el Grito de Lares de Puerto Rico (23/septiembre /1868). Sufrió encarcelamiento por ello. Le fue conmutada su sentencia. Se fue a Cuba. Participó en la Guerra de los 10 años (1868-1878) en donde perdió parte de su mano derecha por un balazo. Fue parte de los oficiales mambises que no aceptaron el Pacto del Zanjón que dio por terminada la Guerra de los 10 años. Se reincorporó a combatir en Cuba en la guerra que José Martí llamó la Guerra Necesaria (1895- 1898). Fue capturado luego de recibir tres balazos de fusil Mauser. Sobrevivió a las heridas y fue encarcelado en Cuba y en la fortaleza de Montjui en España. España se abstuvo de fusilarlo cuando Ramón Emeterio Betances Alacán (Padre de la Patria Puertorriqueña) le señaló al gobierno español que por la vida de Ríus Rivera respondían 150 oficiales españoles prisioneros de guerra.
Nota:  Juan Ríus Rivera fue el que le hizo el señalamiento a los cubanos que el futuro independiente de Cuba se tenía que regir por la Resolución Conjunta del Congreso de los Estados Unidos de América (18 de abril de 1897) – que reconocía su derecho a ser independiente – y no por el Tratado de París del 10 de diciembre del 1898. Fue Vicepresidente de la Asamblea Constituyente de Cuba. Se fue de Cuba en el 1907 porque estaba en desacuerdo con la Enmienda Platt dentro de la Constitución de Cuba. Regresó a Honduras en donde había dejado su familia y sus negocios para ir a combatir por la independencia de Cuba y de Borinken. Allí se lo llevó Pateco a los 76 años.

Nota: Cuando el oficial español que lo combatía, viéndolo herido,  blandiendo desafiantemente su machete en una mano y su revolver en la otra, le instó a entregar sus armas, le contestó. “Mis armas solo las entrego muerto.”         

sábado, 28 de enero de 2017

Puerto Rico: La digna lucha de Oscar López Rivera pudo con la brutalidad del Imperio

Puerto Rico: La digna lucha de Oscar López Rivera pudo con la brutalidad del Imperio

Por Carlos Aznárez
Director de Resumen Latinoamericano



Resumen Latinoamericano, 18 enero 2017.- Festeja el pueblo puertorriqueño  con conciencia de Patria. Festeja también desde alguna estrella donde, siempre irreverente, se halla instalado ese gran revolucionario independentista llamado Filiberto Ojeda Ríos, asesinado cobardemente por el FBI en tiempos pasados. Su vieja trompeta acompañará al coro rebelde integrado por Don Pedro Albizu Campos, José Antonio Corretjes, Eugenio María de Hostos, Blanca Canales y Lolita Lebrón, felices por la noticia. Todos y todas ellas, con el puño en alto y abrazando la bandera por la que tanto han dado, incluso su vida, hoy se suman a la celebración. No es para menos, un hermano de sangre, tenaz, inclaudicable guerrero dispuesto a jugarse siempre por los mas humildes, le ha ganado la pulseada al Imperio.
Oscar López Rivera, lo sabe todo el mundo, va a recuperar su libertad en pocos meses, producto de un “indulto” que no es tal sino del fruto de una aguerrída y masiva movilización popular, tanto en Puerto Rico como a nivel internacional.

No, nos engañemos: de la misma manera que Obama, el carnicero de los pueblos de Medio Oriente, bajó la cabeza recientemente ante la gallardía del pueblo cubano y tuvo que reconocer que el bloqueo sirvió de poco y nada a los intereses de sus criminales  promotores, ahora hay que ver este logro de la libertad de Oscar en la verdadera dimensión de lo que significa. Y no es más que una nueva demostración que la férrea unidad del pueblo boricua, más allá de sus diferencias, ha podido arrancar de las cárceles yanquis a uno de sus mejores hijos.

Cabe recordar que cuando mencionamos a Oscar como un patriota, lo planteamos no sólo por las afrentas y dolorosas penalidades sufridas en prisión en estos últimos 36 años, sino por todo su trabajo en pos de una sociedad más inclusiva, menos racista y sobre todo, por luchar denodadamente por romper las cadenas coloniales que atan a su país con el Imperio.  En 1981, Oscar fue detenido por su pertenencia a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y condenado a 55 años de cárcel, a los que en 1988 se le agregaron otros 15 años adicionales, como producto de los juicios-farsa que se ejecutan a diario en los Estados Unidos. Antes de ello, cuando como muchos jóvenes boricuas fue obligadamente  reclutado para combatir en Vietnam, pudo comprobar in situ lo que  significaba la bestialidad descargada por el imperialismo contra otros pueblos. Pero fue a su regreso a Chicago, cuando, con militante conciencia comenzó la lucha por los que Fanon denominó “condenados de la tierra”.
Todas las iniciativas por mayor justicia social, vivienda, educación, salud para los excluidos de la población latina y afroamericana tuvieron a Oscar como uno de sus grandes impulsores. Fogueó su temple emancipador en innumerables actos de desobediencia civil y de enfrentamiento contra quienes de manera descarada explotaban a sus hermanos. En cada una de esas ocasiones la respuesta a demandas pacíficas y más que lógicas, siempre fue la represión, las detenciones, las torturas a quienes osaban rebelarse allí mismo, en el corazón del monstruo.

Cuando en 1976 se enrola en las FALN y pasa a la clandestinidad, Oscar sabía que esa decisión, la de ser un revolucionario, se tomaba para toda la vida, y que indudablemente podía traer aparejado lo que luego se descargó sobre su cuerpo. Esa consecuencia, surgida de entender que la pelea por la independencia exige de grados superiores de compromiso pero también de dignidad, lo llevó a que en 1999 cuando Clinton amnistió a varios presos políticos puertorriqueños, Oscar rechazara esa concesión debido a que otros de sus mejores compañeros aún deberían permanecer en la cárcel. Con ese fuerte gesto en su mochila, se dispuso a seguir mostrándole los dientes a los enemigos de su pueblo, con la confianza que su libertad se produciría por la presión que pudieran hacer los hombres y mujeres por los que él había entregado tantos años de militancia.

Como ocurre con esos muros que los poderosos construyen para separar pueblos o silenciar verdades, la constancia de la movilización popular comenzó a perforar de a poco lo que aparentaba ser imposible de derribar. El rostro sonriente de Oscar se entremezclaba con cientos de banderas puertorriqueñas, las y  los jóvenes que en su momento se lanzaron a las calles a homenajear a Filiberto y a los Macheteros, supieron organizar miles de actos, marchas, acciones culturales, en los que el pensamiento de Oscar, sus reflexiones patrióticas ("Amo a mi patria a pesar de que es la colonia más antigua del mundo. Y es por eso que sigo diciendo que amar a Puerto Rico no cuesta nada. Lo que sería costoso es si la perdemos”.) vigorizaba todos ellos y ayudaba para sumar más y más voluntades tanto adentro como fronteras afuera.

La constante solidaridad de Cuba con la causa puertorriqueña ayudó a que la campaña mundial por Oscar adquiriera una dinámica que posibilitó que su caso, en el marco de tantos y tantos prisioneros antiimperialistas, se comenzara a convertir en símbolo de exigencia de libertad para todos ellos y ellas. Así fue, que recientemente, cuando Oscar cumplió 74 años, la movilización popular alcanzó un clímax que ni el propio patrón del Imperio pudo ignorar. Y de allí, no lo dudemos, de esa fuerza incontenible que es la de pelear por las causas justas surge este mezquina concesión de míster Obama, que en vez de abrir ya las puertas de la prisión, posterga hasta mayo esa alegría que todos hoy festejamos por anticipado.

Volverás Oscar a tu amada Nación puertorriqueña, lo harás invicto como los grandes luchadores y luchadoras, y cuando llegues a pisar esa tierra por la que sigues luchando te confundirás en mil abrazos, y entre ellos, en primera fila verás a otro guerrero como tú, que también se alzó en armas y masticó durante décadas la bronca carcelaria y que ahora sigue batallando sin descanso a pesar de los años. Se llama Rafael Cancel Miranda, y ha sido uno de los más insistentes con sus escritos y poemas en reclamar tu libertad a escala internacional. Te bañarás en multitudes Oscar, en merecidos agradecimientos por haber sido tan fuerte como un roble, y lo que es más importante, tu nombre será vitoreado por esas nuevas generaciones que más temprano que tarde serán las llamadas a conseguir la impostergable independencia, por la que patriotas como tú fueron marcando el camino. Ese día, desde todos los confines de Nuestra América, gritaremos: ¡Viva Puerto Rico libre!, no tengas dudas Oscar.

Un análisis dialéctico del triunfo de Donald Trump; Venezuela y Puerto Rico

Un análisis dialéctico del triunfo de Donald Trump; Venezuela y Puerto Rico
                                                                                               Segunda parte
                               Dedicado a la heroína Ana Belén Montes y al héroe Oscar López Rivera
Venezuela
En la primera parte de este escrito cubrimos la dinámica política de Estados Unidos de América, Cuba y Nicaragua.
El otro país caribeño a considerar es la República Bolivariana de Venezuela. Me atrevo a pronosticar que a la patria de Bolívar, Sucre y Chávez el cano no lo va a tocar por ahora ni con el pétalo de una rosa. Trump no va a cometer el error con Venezuela que cometió John Kennedy que aceptó heredar el conflicto con Cuba de parte del presidente saliente Dwight Eisenhower. La derrota en Venezuela se la va a chupar completita Obama y su Partido Democrata con las implicaciones que tendrá para las próxima elección presidencial.
Derrota porque el proyecto de Obama de desestabilizar económica y socialmente a Venezuela como paso previo a un golpe de Estado - tipo Chile bajo la presidencia de Salvador Allende – fracasó. Y fracasó porque hasta ese nivel no llegó el compromiso de los sectores del proletariado descontento y de la pequeña burguesía que apoyaron a los sectores burgueses y sus aliados antibolivarianos en las elecciones pasadas para la renovación del Poder Legislativo como forma de demostrar su descontento con la actual burocracia bolivariana.
Además, si bien es cierto que los antibolivarianos y pro yanquis lograron imperar en el Poder Legislativo; el Poder Judicial y el Poder Electoral se mantienen firmes apoyando al presidente bolivariano Nicolás Maduro al no aprobar el referéndum revocatorio que pretendían implementar la oposición desde el Poder Legislativo violando el contenido legal y el proceso establecido. Estos poderes (Ejecutivo, Electoral y Judicial) son respaldados totalmente por las Fuerzas Armadas Bolivarianas que saben ser fiel al legado de Hugo Chávez Frías. Heredero, a su vez, del inmenso legado de “El Libertador” Simón Bolivar Palacios. Único en Nuestra América.  Fuerzas Armadas que Trump y los halcones por nombrar oficialmente a cargo del Pentágono y órganos anexos de inteligencia y de seguridad tendrán que considerar seriamente porque estas cuentan con armamento ruso y chino de tecnología de punta y el debido adiestramiento en su uso. Fuerzas armadas que podrán contar en su momento con las milicias populares de ser necesario, siempre que estas se mantengan leales al proceso revolucionario bolivariano. Y en su momento con las brigadas internacionalista si intervienen abiertamente fuerzas extranjera y de implementarse el internacionalismo bolivariano de los pueblos.  
A lo que precede hay que añadirle que el sector proletariado bolivariano reaccionó enfrentando las acometidas de los antibolivarianos y que con el transcurso del tiempo el gobierno supo hacer los ajustes para detener el aumento en el  desabastecimiento de los bienes de consumo. Situación que mejorará en la medida que la alianza de Siria, Irán, Rusia y el Partido de Dios (Hezbola) libanés logren la derrota total del llamado Estado Islámico en Oriente, la recuperación por Siria de sus pozos petroleros explotados por aquellos y el petróleo que vende ilegalmente a precios bajos con los cuales inundaron el mercado. Con la sabida devaluación del precio internacional del petróleo que afectó los ingresos de la Venezuela Bolivariana por ser este su principal fuente de ingreso estatal.
La política internacional del gobierno bolivariano en esa área ha sido altamente efectiva. Con el pacto con Rusia logró detener la caída del precio del petróleo y que este repuntara internacionalmente. Lo que aumentará sus ingresos petroleros y con ello su capacidad de cumplir con los servicios sociales al pueblo los cuales deben dar un salto cuantitativo y cualitativo si su burocracia es efectiva y se depura.
En la cuna de Francisco Miranda y de Simón Bolívar Palacios la lucha de clases está manifiesta al extremo al igual que sus respectivos objetivos encontrados. En qué medida predominará lo bolivariano/popular/proletario sobre los defensores de la vinculación abierta con EE.UU.A y su magno proyecto de globalización va a depender de que el Gobierno no limite el surgimiento del poder popular que es la base de lo bolivariano; que retome la línea anterior que establecía que la anfictionía de los pueblos latinoamericanos y caribeños  (que predicó y por la cual combatió Bolívar) se tiene que hacer principalmente mediante los pueblos respaldados por sus gobiernos y no por las burocracias estatales con sus políticas oficialistas; frenar el crecimiento de lo que llaman la boliburguesía o que por lo menos que este nuevo sector burgués se acople al proyecto incluyente de clases bolivariano. También va a depender de que depuren su burocratizado y conservador cuerpo diplomático; e impulsar al máximo su agricultura e industria liviana al igual que sus leyes habilitadoras que le dan sustento junto con la actual Constitución al proceso revolucionario bolivariano.
Además dependerá de la reestructuración y reenfocamiento del Partido Socialista  Unificado Venezolano para que cumpla con su programa de justicia social y dignidad nacional para Venezuela. Parte del problema de ese partido es que fue estructurado de arriba hacia abajo.
La cuestión de cuerpo diplomático es sumamente importante porque este debe representar y velar por los intereses de su Estado nacional, pero se han dado casos en que hacen lo contrario por falta de consonancia. Por ejemplo, durante la Guerra Civil Española en México trabajaron dos embajadores. Uno de jure y otro de facto. El embajador Gordon Ordáz representando oficial y legalmente  a la República Española y el anterior Encargado de Negocios representando de facto a la monarquía española y al Gral. Francisco Franco. ¿Por qué aconteció? Porque el nuevo gobierno de la República Española no consonó el cuerpo diplomático heredado a su proyecto político.
Situación en México. Recién instaurado la República Bolivariana de Venezuela llegó a México como embajador el Dr. Lino  Martínez Salazar, ex  guerrillero y prisionero político. Persona profesional, comedida, comunicativa y amigable (todo un embajador) quien inmediatamente estableció contactos con organizaciones populares identificadas con el proceso bolivariano y estuvo presente en tres Congresos del Movimiento Bolivariano de los Pueblos en México vinculados a los Congresos Anfictiónicos Internacionales Bolivarianos. Martínez Salazar, virilmente y con el apoyo de solo dos miembros de su cuerpo diplomático, rechazó públicamente el golpe de Estado a Hugo Chávez en el 2002.
Al finalizar su término fue sustituido por Vladimir Villegas, persona extrovertida y voluntariosa, quien no le dio seguimiento a los Congresos y decidió crear una coordinadora de agrupaciones bolivarianas mexicanas que terminó controlada por una organización primariamente leal a Cuba. Por su actuar desmesurado fue cesado como embajador por ser considerado por el Gobierno mexicano como persona no grata. (Villegas manejaba la tesis de que había que ser bolivariano sin ser chavista. Actualmente trabaja abiertamente con la oposición en Venezuela)
A Villegas lo sucedió el embajador de carrera Roy Chardeston, quien  reestableció formalmente con México las relaciones diplomáticas que estaban en su más bajo nivel. Este fue sustituido meses después por el ex Rector de la Universidad Central de Venezuela, Dr. Trino Alcides Díaz, quien hizo un trabajo decoroso. Previo a la llegada  de Alcides la embajada estuvo a cargo de una funcionaria diplomática de tercer nivel de nombre Eloiza Carbonell, quien hizo lo que pudo de acuerdo a sus marcadas limitaciones. Al terminar su función el embajador Trino fue sustituido por un General de Inteligencia, quien trajo como administrador de la embajada a un Teniente Coronel. (Quienes hicieron de la embajada un bunker) Previo a la llegada de estos estuvo nuevamente a cargo de la embajada Eloiza Carbonell que para entonces evadía y les negaba el saludo a varios que desinteresadamente le ayudaron previamente (a solicitud de ella) a desempeñar aceptablemente sus funciones. ¡¡Hasta los desconocía la muy ingrata!!  
Actualmente la embajada está dirigida por la Dra. María Unbaneja Durant (ex Ministra de Salud de Venezuela) de estilo ateneísta, apoyada por jóvenes diplomáticos que implementan una política oficialista (no popular) mediante la coordinadora heredada de Vladimir y de la ingrata. (Lo anterior nos sirve de muestra de loa vaivenes y falta de uniformidad del trabajo diplomático bolivariano en México)      
También dependerá del grado y alcance de la política económica proteccionista que implemente Trump. La cual puede concentrar en afectar las exportaciones petroleras venezolanas que es la más importante – que incluye decenas de estaciones de expendio de gasolinas venezolanas en EE.UU.A. – sabiendo que actualmente su país se ha convertido en uno de los principales productores de petróleos y sus derivados y que cuenta, cada vez más, con el petróleo mexicano.
Pero sobre todo, inclusive por encima de la lucha de clases, hay que tener muy presente que lo que está en juego en Venezuela es la lucha de dos proyectos geopolíticos encontrados. El bolivariano, que promueve las soberanías, independencias y desarrollo de los Estados  de América Latina y el Caribe mediante la unidad y solidaridad internacional - con la exclusión de EE.UU.A y de su aliado Canadá- ; y el que llamo panamericanismo que incluye a EE.UU.A. y Canadá con la consabida sumisión y hasta postración de las burguesías y pequeñas burguesía, más sectores proletarios confundidos latinoamericanos/caribeños  a los intereses políticos/económicos imperiales.
Puerto Rico
Por otra parte, me reí a carcajadas cuando supe del triunfo de Trump y el resultado electoral esperado en Puerto Rico por la gran ironía intrínseca en la relación. Para nadie con sentido común y algo de información sobre el acontecer político en la Antilla menor de las Antillas Mayores fue sorpresivo el triunfo del burguesito Ricardo Roselló Nevarez (el nene de papi) y el Partido Nuevo Progresista (partido anexionista/entreguista) en ambas cámaras legislativas coloniales y en el puesto de Comisionado Residente en Washington (en donde siempre ha habido un ñoco, porque no tiene derecho a votar) en el pasado carnaval electoral colonial, que como siempre coincide con el proceso electoral presidencial en la metrópolis.
Eso lo habíamos pronosticado porque se caía por su propio peso ya que la propia agencia represiva gringa del FBI en Puerto Rico se ocupó de darle una estocada al herido Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA) y al Partido Popular Democrático (PPD) que lo fundó. Al acusar penalmente de fraude financiero electoral en el Tribunal Federal (gringo) para Puerto Rico a uno de los más importante recaudador de fondos electorales de ese partido meses antes de las elecciones coloniales.
Y porque semanas antes del carnaval electoral colonial los tres poderes constitucionales de EE.UU.A. (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) se ocuparon de darle el puntillazo final (como el torero al toro de lidia) al expresar públicamente que el ELA carecía de soberanía, que esta reside en los poderes plenarios del Congreso gringo, que nunca se dio un pacto o acuerdo político entre EE.UU.A. y Puerto Rico para crear al ELA, que el ELA fue un invento del Gobierno de EE.UU.A. para engañar a la comunidad internacional en 1952 y 1953 incluyendo aquellos puertorriqueños que creyeron obtener poderes que nunca obtuvieron. (No relea, no hace falta, volvió a leer bien.) ¡Con esos dados cargados hasta el mandilón “hijo de papi” ganaba!
Y el reír a carcajadas fue consecuencia de la visión mental de ver al pitiyanqui (derivado de “le petit yanqui” = pequeño yanqui, acuñado por el patriota boricua Luis Llorens Torres) Ricardito Roselló acudir a la Casa Blanca a demandar enérgicamente - según su expresión en el carnaval electoral pasado – la anexión de Puerto Rico como el Estado 51 a la Federación gringa, es decir, a EE.UU.A. ¿Con qué glándulas reproductoras va a demandar enérgicamente la anexión un soplapote que nunca ha tirado ni una piedra en su vida?  ¿Demandar enérgicamente la anexión de la colonia del ELA a un presidente racista y xenofóbico cuando Puerto Rico es latinoamericano y caribeño por derecho propio y su composición genética es 60% indígena (taina), 20% negra y 20 % “blanca”? ¿Demandar enérgicamente la anexión a un agresivo presidente burgués que quiere hacer otra vez grande a EE.UU.A. estando la economía y las finanzas de la colonia puertorriqueña en ruinas como consecuencia de la propia explotación colonial?
¿Demandar enérgicamente la anexión en el momento en que Trump refuerce los órganos de seguridad de su país con nuevos y racistas halcones estando la heroína boricua Ana Belén Montes prisionera por los últimos 15 años por haber informado desde la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU.A. - por 17 años consecutivos -  al Servicio de Inteligencia de Cuba de los planes terrorista de EE.UU.A y sus aliados en contra de la nación y Estado de Cuba?
Demandar enérgicamente el energúmeno la anexión de la colonia en el momento en que Trump va a reforzar sus fuerzas armadas, teniendo como referencia al héroe boricua Oscar López Rivera (y muchos otr@s) por su participación en la Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. Organización  que le montó una campaña militar en la década de los setentas con cientos de operativos armados en su propio territorio (que incluye la destrucción de la France Tavern - taverna histórica donde se reunían los padres fundadores de EE.UU.A. -  en donde murieron varios oligarcas financieros en respuesta al asesinato político en una cárcel gringa del patriota Ángel Rodríguez Cristóbal, cuadro político de la Liga Socialista de Puerto Rico) emulando los ataques armados de comandos del Partido Nacionalista de Puerto Rico a la Casa Blair para ajusticiar al genocida Harry S. Truman Blair en 1950 - porque era el ejecutivo imperial que mantenía el coloniaje en Puerto Rico - ; y al Congreso de EE.UU.A en sesión en 1954 demandando la independencia de Puerto Rico por ser esa la sede de donde provenían las leyes imperiales?
¿Cree el menso del nene de papi que ya los gringos olvidaron los operativos armados del Ejército Popular Boricua-Machetero contra sus militares en sus ex bases militares en Puerto Rico y el operativo contra la West Fargo  en Connecticut que le costó 7.5 millones de dólares y como los venadeaban en las calles puertorriqueñas si los veían uniformados? ¿O qué ya olvidaron como tuvieron que desocupar sus fuerzas armadas de su mayor polígono en el planeta ubicado en la isla municipio boricua de Viekes, el 1 de mayo de 2003, ante la resistencia pacífica y desobediencia civil de decenas de miles de patriotas boricuas (sobre 6,000 encarcelados y sobre 600 encarcelados) que le impidieron su uso oponiendo sus cuerpos a las prácticas de tiros; y meses después desocupar su segunda base naval y aérea militar más importante (Roosevelt Roads, vinculada al polígono de Viekes ) en el mundo que estaba instalada en el municipio de Naguabo? Nota: Lo que no ha logrado los japoneses en Okinawa ni Cuba en Guantánamo.
¿O que la dinastía de los Bush – dinastía muy prominente y poderosa del Partido Republicano - ya olvidaron esas derrotas, que llevaron al dipsómano, megalómano, mitómano y etnicidad  “Baby” Bush a expresar públicamente en un Congreso en Estocolmo, Suecia: “ no nos quieren”?  Sí, sí, volvió a leer bien.
¿O cree qué los boricuas ya olvidaron la invasión militar gringa el 25 de julio de 1898, la eliminación del Gobierno Autonómico, la eliminación de la moneda nacional y el sistema postal nacional, el acaparamiento de los mejores terrenos nacionales, la imposición de su mediocre ciudadanía, la imposición del inglés por 36 años como lengua oficial de enseñanza para desnaturalizarlos, la Masacre de Río Piedras, la Masacre de Ponce, la desaparición del nacionalista Pinto Gandía, el encarcelamiento de miles de nacionalistas e independentistas. El asesinato paulatino minándole su salud a don Pedro Albizu Campos, el asesinato de Antonia Martínez y de Adolfina Villanueva, la Masacre de Villalba, las 250,000 carpetas de inteligencia sobre puertorriqueños relacionados con el ideal independentista, la imposición del servicio militar a los varones para usarlos como carne de cañón en sus guerras imperiales, la persecución y encarcelamiento de cientos de patriotas boricuas, el vil asesinato del comandante Filiberto Ojeda Ríos, et seq.?
¿Con qué apoyo político electoral va a demandar enérgicamente la anexión? ¿Con el 22% que lo apoyaron con sus votos del 48 % que votaron del total del 100 % de votantes inscrito en las recientes elecciones sabiendo que el verdadero triunfante fue la abstención electoral promovida por sectores patriotas e independentistas y que en esta ocasión sacaron menos votos que en la elección colonial anterior?
¿Y verdaderamente cree que va a gobernar la colonia cuando ya está funcionando la Junta de Cobro Federal para Puerto Rico que nombró su presidente, el oreo Barack Obama, que tiene poderes supra - por encima de cualquier órgano de gobierno, incluyendo al poder diz que ejecutivo colonial – para cobrar los setenta y cinco mil millones de dólares ($75,000,000.00) que el gobierno colonial debe aunque eso implique depredar lo que queda en Puerto Rico y joder más aún a la clase trabajadora, a la juventud y a los jubilados?
A usted, soplapote, le tocará, como buen cipayo que es, ser el verdugo colonial/imperial que implementará las políticas depredadora del gobierno imperial por más que haya predicado y predique que defenderá los intereses puertorriqueños y que la salvación de Puerto Rico es lograr , mediante la anexión, la igualdad ciudadana con sus supuestos conciudadanos que por 118 años han explotado vilmente a Puerto Rico y han despreciado y humillado por igual tiempo a sus mestizos, mulatos, negros y blancos habitantes.
Y sabiendo todo lo anterior tiene la desfachatez –junto con la anterior administración colonial del PPD – de haber implementado protocolariamente un comité de transición político/económico para tratar de cubrir con la toga de la soberanía los harapos coloniales. ¡¡Pura parodia colonial!!
Por su parte el PPD vive en un tipo de limbo político ante la debacle de su embeleco político del ELA al ser clasificado y declarado como colonia por su ex socio mayor (EE.UU.A.) diz que asociado en sociedad. Su conservador y temeroso liderato no sabe hacia dónde ir. Carecen de proyecto político. Unos balbucean la libre asociación soberana, otros igualmente el ELA culminado, otros callan, y otros, como el burguesito ex gobernador colonial Rafael Hernández Colón, insisten en que sus ex socios asociado en suciedad, digo, en sociedad no dijeron lo que dijeron. Su vasallaje es tal que le pueden estrujar en la cara el trapo sucio colonial y dice que no es cierta la ofensa y el desprecio, que eso es pura caricia y  amor del bueno del socio mayor. Lo que me recuerda el dicho popular: “Pégame pero no me dejes papacito.”
El mismo que siendo gobernador colonial activó en los años setenta a la guardia nacional de Puerto Rico y sus fuerzas blindadas para reprimir la huelga de los electricistas y bomberos. El mismo que saltó de su limosina para meterse por un manglar, perdiendo la compostura dignataria, para no llegar tarde a recibir a su amo, digo a su socio, el ex presidente gringo Gerald Ford. Muy gallo el “Cuchín con la clase obrera puertorriqueña y servil y cipayo a la quinta potencia con su socio norteño asociado en sociedad.
Distinguir las alianzas de clases dentro de los partidos políticos en Puerto Rico no es fácil porque predomina en el debate el tema de la condición colonial y las alternativas para solucionarla independientemente de la existencia de los intereses de clase encontrados. Ya no es tan fácil como en la décadas de los cincuenta, sesenta y setenta cuando el campesinado era la espina dorsal del PPD y del ELA que defendían e impulsaban. El propio PPD se ocupó de escavar su sepulcro al destruir la agricultura nacional sustituyéndola por la industrialización basada en la inversión de capital extranjero gringo. Surgiendo de ello el nuevo proletariado industrial atado al capital gringo. Que en las última dos décadas mermó en cantidad en la medida que fueron abandonando esas industrias el lar boricua.
Desde que surgió fue separándose del PPD e identificándose y apoyando al PNP, especialmente con los cantos de sirenas del PNP de que la anexión es para los pobres por lo dadivoso y desprendido que era EE.UU.A. Lográndose así una alianza de un sector de la burguesía nacional intermediaria con un sector del proletariado y especialmente con el lumpenato al cual acostumbraron al mantengo gubernamental. Complementado por los cubanos exiliados en Puerto Rico que trabajaban (y trabajan) en pro de la anexión de Puerto Rico a EE.UU.A. y en contra del Gobierno de Cuba.
El apoyo de ese proletariado industrial - carente de un partido que lo represente desde la extinción del Partido Socialista Puertorriqueño –  ha fluctuado en los últimos 50 años entre el PNP y el PPD en la medida de sus ofertas económicas y en la medida de los ataques de estos a sus intereses de clase en sus respectivas administraciones al implementar ambos la política neoliberal impuesta por el socio mayor asociado en sociedad: los gringos.
Y ante la crisis económica actual  - de la cual son responsables - en la última elección colonial se dio la situación de que ambos partidos perdieron apoyo electoral y surgieron candidatos independientes que sin asumir posiciones de como resolver la situación colonial se llevaron un 20 % de los votos emitidos. Uno de ellos un empresario cubano exiliado. Lo que da a entender que se está alejando del PNP el sector cubano anexionista que en su inmensa mayoría pertenecen a la burguesía y pequeña burguesía. Y pronostico que el lumpenato abandonará al PNP en la misma medida que el gobierno de Trump recorte los apoyos económicos de los cuales se nutren. Y lo mismo sucederá con el sector de la clase proletaria que los apoya en la medida que el gobierno del Soplapote desempeñe el papel de verdugo contra esa clase cumpliendo con el mandato de su jefe, la Junta de Cobro Federal para Puerto Rico.
Sobre el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) pronostiqué que iba a participar en un proceso electoral con los dados cargados en su contra. Aunque logró que eligieran uno de los de ellos a la Cámara de Representante colonial y otro al Senado colonial y varios a las legislaturas municipales no logró quedar inscrito como partido para las próximas elecciones coloniales. Ni con el apoyo a media del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano. Remanente y sucesor del Partido Socialista Puertorriqueño y principal aliado del Gobierno de Cuba y del Partido Comunista Cubano. Los hechos confirman que la alianza entre el PIP y el MINH no tuvo el resultado esperado.
Seguramente porque en ambos impera un sector importante de la cada vez más reducida pequeña burguesía puertorriqueña y escasea el proletariado. Y debemos tener presente que 118 años de vil coloniaje – periodo en que se ha difamado, desprestigiado, atacado y reprimido de múltiples formas el ideal sagrado de la independencia patria, mientras se reivindica los vínculos coloniales con el imperio gringo - han tenido sus resultados adverso en la mentalidad puertorriqueña. Pero no obstante a todas esa fuerzas malignas que huelen a sufre, según el siempre presente comandante Hugo Chávez Frías, sobrevive la voluntad de nación boricua.
Y ya han pasado 7 meses desde las audiencias ante el Comité de Descolonización de la ONU y sigo esperando el resultado de los buenos oficios presentado como demanda por el PIP - secundado por el embajador de Cuba y el de la República Bolivariana de Venezuela y aprobado por el Comité de Descolonización – para buscar pláticas entre el gobierno imperial y las organizaciones independentistas. Hasta ahora nada. Y pronostico que no va a acontecer nada en ese sentido porque los buenos oficios requiere que un tercer Estado haga las gestiones para que los Estados en conflicto o con diferencias se sienten a dialogar. Y ni el PIP, ni el MINH existen como Estados.
El único que existe como Estado es el Estado Nacional Soberano de Borinken desde hace casi 4 años, fundado por un sector de los patriotas boricuas quienes ejercieron sus derechos inalienables a la libertad y a la autodeterminación mediante un congreso fundacional soberano sin pedirle permiso a ningún Estado y sin aceptar tutelaje de ningún tipo. Y además, crearon un gobierno provisional que está realizando las gestiones para su crecimiento y consolidación.
Concluyo expresando que si en Venezuela lo que sobresale es la lucha de dos proyectos geopolíticos encontrados; en Puerto Rico lo que sobresale es la lucha entre dos nacionalidades. Una que quiere imperar y destruir y la otra que resiste y que quiere ser libre y volar. Una representada por el águila imperial y la otra representada por el pequeño Pitirre que defiende su lar sin medir el tamaño del enemigo hasta que hace que el águila huya atormentada por sus picotazos.
¡¡Que muchos pitirres de ambos sexos ha parido Borinken (la Tierra del Altivo Señor)!!
Cierro los ojos y concentro en el audio y llega a mí el canto: pitirre, pitirre, pitirre, pitirre. La visión mental vuela y veo a un Pitirre boricua en el cucurucho de un árbol oteando desafiantemente su lar patrio mientras canta. Porque pitirre es canto de altura, es canto de libertad de la patria borinkana, crisol de la humanidad.
En Tepito, Ciudad de México, México, a 17 de enero de 2017.
Por Carlos Rivera Pacheco.